FANDOM


1183284531 pegaso1


En la mitología griega Pegaso (en griego Πήγασος) era un caballo alado. Pegaso nació de la sangre derramada por Medusa cuando Perseo le cortó la cabeza. Suele representarse en blanco o negro y tiene dos alas que le permiten volar. Una característica de su vuelo es que cuando lo realiza, mueve las patas como si en realidad estuviera corriendo por el aire.

Según las fuentes clásicas, Perseo no llegó a volar montado a Pegaso, puesto que lo hacía gracias a unas sandalias aladas, sin embargo, muchos artistas renacentistas lo representaron volando en este caballo.

Pegaso aparece relacionado fundamentalmente con el héroe Belerofonte, quien a lomos del équido alado logró dar muerte a la Quimera, una bestia de múltiples cabezas (entre ellas una de león y otra de cabra) que asolaba los territorios de Licia. Gracias a este corcel Belerofonte pudo obtener igualmente una victoria sobre las amazonas. Belerofonte encarna el "defecto" de la "excesiva" ambición. Cuando por fin consigue montar a Pegaso, no contento con esto le obliga a llevarlo al Olimpo para convertirse en un dios, pero Zeus, molesto por su osadía, envía a un insignificante mosquito que pica el lomo de Pegaso y precipita al vacío a Belerofonte sin matarlo, quedando lisiado y condenado a vagar apartado del resto del mundo toda su vida recordando su gloria pasada.

La leyenda de Pegaso puede haber influido la formación de la figura del buraq en la tradición islámica. Es uno de los equinos más célebres de la literatura junto con Rocinante (caballo de Don Quijote de la Mancha), Babieca (el de El Cid), Bucéfalo (el de Alejandro Magno) y el caballo de Troya, entre otros.

Un Pegaso es un corcel alado de naturaleza mágica, inteligente, bondadoso y salvaje. Es una criatura muy tímida que sólo puede ser domada por jinetes de buen corazón. Los pegasos detectan el mal innatamente y no servirán a quien intente domarlos con fines malvados.



A diferencia del Unicornio, el Pegazo si tiene un origen en la mitología griega: Cuenta la leyenda que cuando Perseo decapitó a Medusa, de su sangre derramada nació un Pegaso. Al poco tiempo de nacer, Pegaso golpeó el suelo del monte Helicón y de su golpe surgió un manantial, que se considera la fuente de la inspiración poética.

A pesar de los intentos de domar al mágico y veloz caballo, sólo Belerofonte lo consiguió después de pasar una noche en el templo de la diosa Atenea. Ésta se le apareció en sueños y le dio una brida mágica para domarlo. Belerofonte trató de volar con Pegaso hasta el monte Olimpo para unirse a los dioses, pero el corcel derribó a Belerofonte antes de conseguirlo. Zeus recompensó al caballo dándole alojamiento en los establos del Olimpo y le dio el rayo y el trueno como símbolos de su poder. Pegaso pasó a ser con los años una constelación estelar que se encuentra entre la de Piscis y la de Andrómeda.

Los pegasos que nacen de la sangre de una medusa decapitada pertenecen a una raza superior de pegasos llamados Gran Pegaso. Éstos son más fuertes y su tamaño es mayor. Suelen ser líderes de las hordas de pegasos y sólo pueden ser domados por los héroes más nobles.
Los pegasos tienen la forma y el tamaño de un caballo árabe y unas enormes alas emplumadas. Suelen ser blancos, aunque también se conocen pegasos marrones y hay rumores de pegasos negros. Independientemente de su color todos los pegasos son seres bondadosos y nobles.
Los grifos son los enemigos naturales de los pegasos. Cuando se enfrenta a un grifo, el pegaso aprovecha su mayor velocidad en el vuelo para cansarle y distraerle. Si se enfrenta a un dragón intenta atraerlo a lugares de difícil acceso para que el dragón no pueda seguirle fácilmente, y así aprovechar este tiempo para atacar. Suelen atacar en picado con los cascos y con los dientes.

Astronomía : La constelación de PegasoEditar

La constelación Pegaso representa el caballo blanco con alas de la mitología griega.

Si vive en el hemisferio norteño, esta hermosa figura se puede verse en el cielo hacia finales del verano y a lo largo de la primavera. Si vive debajo del ecuador, busque a Pegaso a finales del invierno y a lo largo de la primavera. Al mirar la imagen, es difícil ver la figura de un caballo. ¡Eso es porque de hecho la constelación está al revés! Imagínela alrevés, y podrá ver lo que sería el cuello y cabeza de un caballo, así como dos piernas que se desprenden hacia fuera del famoso “recuadro de Pegaso”.

Este recuadro representa la mitad delantera del cuerpo de un caballo. Los mitólogos todavía no están seguros de qué sucedió a la otra mitad de la constelación, pero algunos creen que una parte de Pegaso fue usada para crear la imagen del carnero de Aries. El recuadro es muy fácil de encontrar en el cielo nocturno. El cuello y las piernas del caballo brillan claramente en noches claras.

Pegaso es el hogar del racimo globular, M15. Este es un gran objeto a ver a través de un telescopio porque es uno del más brillante del cielo. M15 se encuentra cerca del noroeste de la cabeza, que está formada por la estrella, Enif. Aproximadamente, una docena de galaxias están dentro de Pegaso, siendo NGC 7331, la más brillante. Esta se encuentra al norte, justo a las “rodillas” de Pegaso.

Pegaso ha sido uno de los caballos mitólogicos más llevados al cine al igual que el unicornio, siendo seres extraordinarios que encajan perfectamente en las películas de fantasía y ficción. Un ejemplo es Legend.

En el manga y ánime Saint Seiya, el caballero de la constelación de Pegaso es el protagonista de la historia, vinculado principalmente a los dioses Atenea y Hades.

También apareció en la película animada Hercules (1997), de Disney Pictures. En ella, Pegaso es un regalo de Zeus a su hijo Hercules.