FANDOM


06310eb2806355f7c0b2d23d9eaa5c32

Seres mágicos y misteriosos, con poderes extraordinarios, capaces de convertirse o tomar formas naturales para camuflarse u ocultarse de la vista de los humanos. se dice que las hadas roban niños, cumplen deseos, ayudan a los animales y mantienen equilibrio en la naturaleza. Se supone que normalmente las hadas habitan en el norte de Europa, sin embargo se les ha visto también en cualquier parte del mundo donde existan los bosques, selvas o cualquier ecosistema en donde predomine la vegetación.

Se dice además que en alguna parte del planeta existe un reino llamado, El Reino de las Hadas, pero nadie sabe con certeza dónde está ni que tan grande es. No obstante, existen evidencias tanto dudosas como incomprobables, en las que no se puede llegar a una conclusión exacta y en lugar de aclarar más el panorama, en realidad nos sumerge mas en el fabuloso mundo de las Hadas.


Las hadas son pequeños seres luminosos que aparecen frecuentemente en los bosques profundos, las aguas de los arroyos y los centenarios árboles y llevan una varita que despiden infinidad de chispas luminosas. Han estado presentes en nuestra cultura desde tiempos inmemorables.


El significado de la palabra "hada" significa encantamiento y se representa como un ser pequeño y sobrenatural que posee poderes mágicos e intercede para bien o para mal en nuestros asuntos. Se desconoce su origen cultural, pero en la Edad Media van adquiriendo la forma que ha llegado a nuestra época.


En la época del Rey Arturo de Inglaterra, se habla mucho de los mundos de las hadas, mundos subterráneos donde ellas habitan. Se creía que eran malvadas por que secuestraban niños para educarlos a su manera y de allí los "cuentos de hadas", historias infantiles que nos han acompañado en nuestra niñez.


Desde tiempos ancestrales, en todas las tradiciones de todos los pueblos del mundo entero se ha creído en la existencia de estos seres.

Las Hadas o Fares corresponden a la misma corriente de vida que los "de la Naturaleza", sólo que con mayor evolución, ya que pertenecen al plano mental. La materia de qué están hechas las Hadas es sutil y etérea, traslúcida, y es así, bajo esta apariencia que se las puede ver cuando se dignan mostrarse a los humanos, mas cuando permanecen invisibles, entonces se muestran situadas en el plano astral, pudiendo vernos ellas y nosotros no. Su corporeidad es muy particular “sensible y fluida, puede ser moldeada por cosas tan tenues como el pensamiento”. Así pues, la apariencia de los seres feéricos reflejará con frecuencia las ideas preconcebidas que de ellos tengamos”. “Por razón de la naturaleza de su estructura etérea, el hada puede variar de tamaño a voluntad”. “Para adoptar una nueva forma, el hada ha de concebirla con claridad y fijarla firmemente en su conciencia, pues tan pronto como abandona la idea, vuelve a su primitivo estado normal”.


¿Cómo nacieron las Hadas?...:La sustancia que las anima es, en sí misma su fuente de creación, ahora, existen muchas versiones referentes al nacimiento de las Hadas, unas modernas y otras antiguas, muy antiguas. En tiempos pretéritos, pero cristianizados, se afirmaba que las Hadas eran ángeles caídos o bien paganos muertos y por ello no aptos ni para subir al cielo ni para descender al infierno por lo que estaban obligados a vivir por toda la eternidad en las oscuras regiones del “reino intermedio”, es decir, nuestra Tierra.


Que son las hadas? De donde vienen? Son muchos y muy diversos, y con frecuencia contradictorios, los mitos y leyendas acerca de las hadas. Solo una cosa es cierta: que nada es cierto. En el país de las hadas, todas las cosas son posibles...Con el progreso técnico y en un mundo materialista, nos hemos alejado de la naturaleza y ya no somos capaces de ver a las hadas Sin embargo, una persona sensible, al caminar por el bosque o al escuchar el viento y el murmullo de las olas, es capaz de percibir todavía la presencia discreta de los seres mágicos, y comprender que el mundo encantado de antaño puede seguir vivo. Para que ese niño interior pueda seguir vivo en cada ser humano, necesitamos abrirnos a la magia, al juego, y muy especialmente a la fantasía. Está es una invitación a todas aquellas personas que se animen a intentarlo, traspasando las fronteros del espacio, del tiempo y de la racionalidad. Este es un viaje, donde no necesitamos equipaje alguno, solo las ganas de compartir algunas historias juntos. O la misma candidez de los niños.



Otra leyenda cuenta que cierta vez, estaba Eva, a orillas de un río, bañando a sus hijos, cuando escucho que Dios, le hablo. Temerosa, Eva oculto a los hijos que todavía no había bañado, para que Él no los viera. Dios, que todo lo ve, le preguntó si con ella estaban todos sus hijos y Eva mintiendo, respondió que sí. Entonces, Dios le advirtió que aquellos que había ocultado, quedarían ocultos para siempre a los ojos


de los hombres y fueron esos niños los que se convirtieron en hadas o Elfos




A las hadas les encanta bailar. Se cogen de las manos y comienzan a cantar y bailar durante horas con una música cautivadora. Los amantes de la música deben ser muy cuidadosos, ya que son los más propensos a ser atraídos. Una vez dentro del círculo solo otra persona puede sacarnos.


Los mortales no deben ser sorprendidos observando sin permiso, mucho menos interrumpir estos bailes ya que enfadarían a las hadas y podría traer terribles resultados.


Dicen que, alguna vez, las hadas olvidan una o varias estrofas de sus canciones, y que si un humano las ve en ese momento y es capaz de completar la canción con las palabras justas, es acogido en el anillo del baile y las hadas le aseguran una vida larga y feliz.


Estos bailes los realizan para poder regenerar sus energías, que se las brindan la tierra y el cosmos


Tipos de hadas


Hadas del Aire

Las Faeries, o las Hadas del Aire, son las hadas más conocidas de todo el reino mágico, a pesar de que existen muchos grupos de hadas cada una perteneciente a un elemento, parece ser que las leyendas se centran más en este elemento particular. Estas Hadas acostumbran a vivir en los bosques, arroyos, cuevas e incluso pueden habitar en un tronco hueco de un viejo árbol, como la mayoría acostumbran a salir de noche, e intervienen directamente en todo el desarrollo de las flores, de las que representan su aroma, su color e incluso su forma. Ellas viven en un universo paralelo, y se dice que jamás envejecen, aunque los expertos en hadas creen que su vida es de 1.000 años, y que luego simplemente desaparecen. Son extremadamente bellas, y tienen un gran parecido con las doncellas humanas.


Hadas del Agua

Los espíritus del agua pueden ser hallados en lagos, ríos, estanques, manantiales, pozos, fuentes, cascadas, y el mar o sus orillas. Aman especialmente las aguas móviles como las de surgentes y cascadas, pero todo medio acuático puede ser un buen hogar para estas Hadas. Siempre se ha creído que detrás de la caída de agua de una catarata o un salto, están las puertas secretas del Mundo Mágico, Faeryland. Se las conoce bajo nombres genéricos muy diferentes ya que lo son, como las Sirenas, Nereidas, Náyades, ...pero no por eso dejan de ser verdaderas hadas. Cada una de estas clases está integrada por entidades femeninas y masculinas, contrariamente a lo que se supone y es popular. En el mar y las aguas en general, aparte de las sirenas, viven una multitud de hadas acuáticas, que pertenecen a este ambiente tanto como los peces o las algas. Las hay de muchas variedades, con distintas formas, colorido, y temperamento. Las Nixies son una antigua raza de bellísimas Hadas de los Ríos, originarias de Inglaterra, con cuerpos blancos semi-translúcidos y largo cabello verde, que rondan las corr ientes alrededor del mundo.


Hadas de tierra

Muchos y conocidos son los relatos que nos hablan de criaturas mágicas que habitan en lo más profundo de los bosques, bajo las rocas o las raíces de árboles centenarios, en colinas o cuevas, así como Tambien en silenciosos abandonados castillos y algunas son habitantes de cementerios. Diferentes son las razas de estos seres, algunos alados otros no, unos fieles colaboradores del hombre, otros esquivos a su presencia, benéficos o dañinos, siempre han estado aquí, desde el principio del mundo. Entre las diferentes razas nos encontramos a los Knorckers, unos seres diminutos que acostumbra a vivir en las minas de toda Europa, donde los mineros pueden hallar grandes y jugosas vetas de oro, si son cautos y escuchan el sonido de las palas y los picos de los afanados geniecillos


Hadas de Fuego


El Fuego es uno de los elementos más fascinantes, y venerados de los cuatro elementos naturales, y es por ello que tiene un lugar predominante dentro de las leyendas, mitos y religiones de todo el mundo. Muchas figuras mitológicas han sido conocidas por estar estrechamente ligadas a este elemento, tenemos a Hefestos el dios del fuego y las fraguas, cuya morada era en el interior de un volcán o Prometeo el titán que robo un chispa del fuego sagrado para ofrecérsela al hombre, ambos de la mitología griega.


En la mitología escandinava se encuentra Loki, llamado también Trickster, por robar el fuego de los dioses y dárselo al hombre. En Nueva Zelanda Maui, al igual que los anteriores, también sustrae el fuego de la Diosa que esta guarda celosamente en la punta de los dedos de sus manos y pies, y cuando los eleva hacia los cielos, da comienzo a grandes incendios.


En América Coyote se lleva a los tipis de la Gente de Fuego y se los ofrece a los hombres. Lo fascinante y aterrador de este elemento es su ambivalencia, ya que por un lado es acogedor y nos muestra su lado calido ofreciéndonos su luz y calor, y al mismo tiempo es devastador, arrasando todo a su paso cuando este se descontrola o enfurece.


Esta es en cierta medida la naturaleza propia de este elemento, su imprevisibilidad y sus cambios continuos. En muchas sociedades, el fuego tiene carácter religioso y es tratado como un ser vivo, de hecho el fuego es vida, y el deber de sus cuidadores, Chaman, Shaman, Sacerdote, etc., es velar que este nunca se apague, mantener la Llama Sagrada viva por siempre.


En Inglaterra, los Fuegos Sagrados se siguen encendiendo y conservando en los antiguos días festivos ahora paganos, como en el Samhaim y el Midsummer Eve, o en atardecer del Solsticio de Verano, siempre atrayendo a un sin fin de Hadas de este elemento, que revolotean alegres entre las chispeantes llamas