FANDOM


A-lingerie-awesome-7

El no al aborto gana en Liechestein por menos cinco puntos de diferencia
El principado de Liechtenstein rechazó este domingo en una consulta popular legalizar el aborto, haciendo suya la posición de su príncipe católico, Alois. Con el 52,3% de votos en contra y el 47,7% a favor, el principado rechazó una iniciativa denominada «ayudar en lugar de castigar». De esa manera, la población hace suya la postura del Príncipe Alois, que había advertido de su intención de vetar cualquier ley que favoreciera el aborto.

Este pequeño país, de 160 km2, ubicado en los Alpes, entre Suiza y Austria, tiene 34.000 habitantes, la mayoría de los cuales son católicos.

Los promotores de la iniciativa alegaban que los países vecinos, Suiza y Austria, autorizan el aborto. El parlamento de Liechtenstein y el gobierno también se habían declarado contrarios al texto.

Aunque hubiera triunfado el sí, la iniciativa no habría podido ser declarada como ley debido a la clara y pública oposición del Jefe del Estado, el príncipe Alois de Liechestein, cuya firma es necesaria para que cualquier texto legal tenga vigencia. El príncipe advirtió el pasado mes de agosto que nunca firmaría una ley proabortista, ni aunque la misma fuera aprobada por el pueblo.

Por desgracia nuestro rey, Juan Carlos el Borbón, no dudó en firmar la ley del aborto y mancharse las manos de sangre inocente, todo sea por conservar el puesto y las cuantiosas ganancias económicas que este malhechor expolia a los españoles.